martes, 12 de mayo de 2015

Rosa de los Vientos

Colaboración de Marie Lissette Alvarado
La Rosa de los Vientos es un círculo que tiene marcados a su alrededor los acimutes principales del horizonte, en el sitio donde está construida, esto es: Norte, Este, Sur y Oeste.
Si el tamaño de la rosa lo permite también se marcan los acimutes intermedios primarios y secundarios, como Norte-Noreste, Noreste, Este-Noreste, Este-Sureste, Sureste, Sur-Sureste, etc.
Recuerde que el acimut se puede correlacionar con un transportador de vuelta entera (360°), correspondiendo el Norte a 0°, el Este a 90°, el Sur a 180° y el Oeste a 270°. Así por ejemplo, un acimut de 337,5° es a una dirección, o si lo prefiere un rumbo Norte-Noroeste.
Si usted construye una Rosa de los vientos en una cartulina, el paso siguiente para que sea funcional, es orientarla correctamente sobre un plano horizontal.
Hasta hace unos años solo había dos maneras de hacerlo:
  • Observar la estrella Polaris y trasladar esa geometría al sitio de observación. Así parece que lo hicieron los constructores de algunos monumentos antiguos como las pirámides de Egipto y algunas catedrales. 
  • Usar una brújula.
Entre estos métodos hay, sin embargo, una cierta diferencia, que si es pequeña podría ignorarse para ciertos proyectos, como el que hoy quiero invitarlo a hacer.
Polaris, la estrella alfa de la constelación Osa Menor, está prácticamente indicándole la dirección del polo norte geográfico, la dirección del eje de rotación de la Tierra.
Esta orientación cambia muy poco, inclusive en cientos de años, esto se debe al movimiento del eje de rotación de la Tierra como el de un trompo, que los astrónomos llaman “precesión” y que es tan lento como una vuelta completa en 26.000 años.
Ahora bien, cuando se usa una brújula, la punta norte de ésta, esto es, el extremo definido como norte de un imán, apunta en la dirección local del campo magnético de la Tierra.

Esta dirección no necesariamente es hacia el norte magnético, ni hacia el norte geográfico, podría haber pequeñas o grandes diferencias en la orientación de la brújula, dependiendo de características geológicas particulares de su sitio de observación. Esta diferencia se llama “declinación magnética” y si le interesa podría iniciar su estudio haciendo clic en la liga anterior, pero para este proyecto la vamos a ignorar. Solo le recuerdo que si va a usar una brújula tenga cuidado de que no haya grandes objetos de hierro, o de otros materiales ferromagnéticos, en las cercanías, pues ellos alterarían significativamente la dirección en que se estabiliza el pequeño imán de la brújula.
¿Sabía que para ser congruente con la regla de atracción y repulsión entre imanes, que aprendimos desde la escuela, lo que hay en el polo norte, por definición, se considera un “polo sur magnético”?


Ahora le voy a contar sobre la Rosa de los vientos que hice en la acera de mi casa, para estimularlo a hacer la suya. Puede ser un buen proyecto educativo, decorativo y sin duda alguna, se divertirá haciéndolo. Claro, primero aprendí y practiqué un poco, ayudando a mi amiga Marie a construir una en la acera de su casa.
  1. Instale en su celular o tablet una aplicación que tenga una brújula. Puede ser Smart Compass (http://appcrawlr.com/android/smart-compass), Compass (http://appcrawlr.com/android/compass-12), Smart Tools (https://play.google.com/store/apps/details?id=kr.aboy.tools&hl=en), etc.  
  2. Decida el sitio y el tamaño de su Rosa de los Vientos, la mía la hice en la acera frente a mi casa en Zapote y es de 100 cm de diámetro. 
  3.  Coloque su celular con la aplicación de brújula más o menos en el centro de su área de trabajo. Permita que se estabilice, esto es que las direcciones Norte-Sur y Este-Oeste puedan establecerse claramente, sin variaciones notables. 
  4.  Use dos cuerdas  de unos 120 cm de largo con clavitos en los extremos y colóquelas respectivamente a lo largo de las rectas N-S y E-O que le marca la brújula. Clávelos con cuidado, de manera que las cuerdas queden tensas (rectas) y remueva el celular.
    Use un borde recto para trazar, con un lápiz, las rectas Norte-Sur y Este-Oeste. Quedarán a 90° una respecto de la otra (a escuadra).
     
  5.  Marque el centro de la rosa (intersección de las cuerdas).
    Con un clavito en el centro y una cuerda del largo elegido trace una circunferencia, sobre la cual escribirá las letras N-E-S-O, para las direcciones principales. 
  6. Trace también las rectas Noreste-Suroeste y Noroeste-Sureste, a 45°. ¿Recuerda como se divide un ángulo en dos partes iguales?
    Quizás las otras direcciones complican un poco el diagrama, pero se pueden sugerir con pequeños trazos en el borde la rosa.
     
  7.  Pinte, decore y etiquete a su gusto. 
  8.  Puede agregarle la latitud y la longitud  de su sitio de observación, tomando los valores que le da un GPS, o de Google earth.
Sus amigos y vecinos le preguntarán, ¿qué es y cómo se usa?
Será un buen tema de conversación.


Si observa los sobrevuelos de la Estación Espacial Internacional, su Rosa de los Vientos  le ayuda a ubicar la orientación de la trayectoria y prepararse hasta para tomar fotos. Los sobrevuelos se anuncian en sitios de Internet, como Heavens-Above (http://www.heavens-above.com/?Session=kebgcoghpihjihaomegakimf), o en el Almanaque Astronómico que publico (http://astronomia10norte.blogspot.com/).

También puede usar la rosa para comprobar que el Sol sale por el Este y se oculta por el Oeste, únicamente en las vecindades del 21 de marzo y del 21 de setiembre, esto es, solo durante las fechas de los dos equinoccios.
Podrá finalmente comprobar que el sol sale cerca del Este-Noreste y se oculta cerca del Oeste-Suroeste durante el solsticio del norte (21 de junio) y que las posiciones se invierten el 21 de diciembre; sale por el Este-Sureste y se oculta por el Oeste-Suroeste, cuando ocurre el solsticio del sur.
Quiero decirle además, que hacer esto sobre una acera de cemento, pues tiene su trabajo y atractivo.
Debe limpiar el sedimento vegetal con un cepillo de hierro.
Marcar (rayar) las rectas con el borde recto de una tabla y un cincel, la punta de un clavo de acero, o una "esmeriladora", etc.
Le sugiero hacer un diagrama previo de la rosa, para que las puntas de las estrellas le queden con un grueso estilizado y atractivo. Ponga especial interés en la cuidadosa demarcación de los ángulos (90°, 45° y 22,5°).
Se me ocurrió en un momento verificar las direcciones con otros métodos (con una brújula y con un GPS). Generalmente los tres resultados no coinciden al 100%, bueno en eso tiene que ver la precisión de los instrumentos, nuestra habilidad y el hecho de que las direcciones hay que pasarlas (a veces un poco al ojo) del instrumento al proyecto.
Hacer esta rosa de los vientos en la acera en una combinación de uso de geometría básica, trabajo artístico, conocimiento científico, habilidad  y esparcimiento.
Estoy seguro que lo va a disfrutar.

3 comentarios:

  1. Muy bueno, pero una pregunta se me ocurre cómo se cual es la punta del norte en planos, ya que a veces no se coloca N, S, E. u O. Se hace algo especial en las puntas de N y Sur para distinguirlas, digo una es mas larga que la otra o viceversa, de manera universal hay algo que distinga la punta del Norte por ejemplo en planos que no están señalados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nibia.
      Generalmene los extremos Norte, Sur, Este, Oeste se hacen más largos, por comodidad del dibujo. Si hace la rosa en un papel (desde luego no está orientada), debe orientarla con una brújula, gps, o cualqquier otro método eficiente. Si la hace sobre una acera o cualquier pieza de construcción fija, -DEBE ORIENTAR con algún método el TRAZADO PROVISIONAL de los cuatro puntos cardinales. Sienpre rotule, para orientar a quien ve la rosa y le sea de cierta utilidad.
      saludos
      jav

      Eliminar
  2. Gracias José por tu esmero y didáctica explicación. Después de algunas horas en Internet buscando saber como se utiliza una rosa de los vientos, debido a un trabajo basado en el Atlas Catalán de 1375, me encuentro que, o ya estoy medio lento, o realmente no figura ese saber (de su utilización) in situs. Lo tuyo ha sido de gran ayuda, pero me da la sensación que algo me esta faltando "en el momento de encontrarme en un barco, un mapa, un cielo y una rosa de los vientos". Si salgo en 30 min. espero no perderme entre pulpos gigantes y calamares sedientos de sangre. Muchas gracias José, le envío un fuerte abrazo de Buenos Aires, esperando el momento para poder ofrecerle mi hospitalidad.

    ResponderEliminar