jueves, 29 de marzo de 2012

Los cachos de la Luna

La Luna, al igual que el Sol, no tiene su órbita encima del ecuador de la Tierra, como si la tienen los cuatro satélites galileanos (Io, Europa, Ganímedes y Calisto), respecto al ecuador de Júpiter. 

Como la Luna es el satélite natural de la Tierra, siempre viajará muy cerca de la eclíptica, pero no exactamente sobre ella. El plano de la órbita de la Luna está inclinado 5.14° en relación al plano orbital de la Tierra (la eclíptica), por lo que, respecto al ecuador celeste aquel ángulo varía entre 18.29° y 28.58° (23.44° ± 5.14°). Esta variación provoca que algunas veces observemos la Luna muy norteña y en otras muy sureña.
La frontera entre el hemisferio iluminado y el hemisferio oscuro de la Luna se denomina terminador.
Al momento del cuarto creciente y del cuarto menguante, el terminador parece un diámetro que parte la Luna en dos.
¿Qué dirección tiene ese diámetro?
Formule su hipótesis, dele sustento geométrico a su explicación, finalmente observe y compruebe.


Al borde brillante del disco lunar se le denomina limbo y a los extremos donde el terminador y el limbo se juntan, se les llama cuernos o cachos. Éstos pueden apreciarse muy bien definidos dos o tres días antes y después de la Luna nueva.
Como el limbo está del lado de la Luna iluminado por el Sol, los cachos están dirigidos en la dirección opuesta. El limbo y el terminador de la Luna semejan un arco que dispara una flecha hacia el Sol.
Vista desde Costa Rica; latitud 10° norte.

En las vecindades de la fase de luna nueva, la dirección de la recta que une los extremos de los cachos y desde luego la orientación del creciente completo varía durante el año. Por eso es que esta última tiene, a veces, forma de sonrisa o de barquito, o forma de paréntesis. Esto depende fundamentalmente de cuán inclinada esté la eclíptica respecto al horizonte y de la latitud del observador.

En latitudes cercanas al ecuador, por ejemplo en nuestro país, una persona observa con mucha frecuencia un creciente de "luna sonriente", como en la tabla adjunta, que podrá comprobar en las fechas respectivas, en los meses que siguen.

Si viaja a regiones de la Tierra con altas latitudes norte o sur, podrá comprobar que el creciente lunar orientado en forma de paréntesis es más habitual. Pero si quiere verifíquelo ahora mismo con un planetario como Starry Night o Stellarium. Puede usar las mismas fechas de mi tabla.
La luna vista como paréntesis,
alta en el cielo (tránsito)
15/12/2012 (C.R.)

11/05; 04:35
(tránsito, C.R.).
Desde luego, cuando la Luna está alta en el cielo (culminando), por ejemplo en las vecindades del cuarto creciente y del cuarto menguante, la orientación de los cuernos es más como de paréntesis (verifíquelo en estos días).

Pero esto se debe a que al rotar, tanto la Luna como la Tierra, la orientación relativa cambia. De la misma manera que la orientación de su mano cambia si hace rotar su brazo alrededor del hombro.
Recuerda que en octubre luego de la puesta del Sol, cuando la constelación Orión sale por primera vez, la vemos como acostada de espaldas sobre el horizonte oriental.

Pues observé que ahora en abril, se acuesta boca abajo sobre el horizonte occidental.
A la Luna, las constelaciones, etc., le sucede lo mismo, compruébelo con La Llena de Pascua, que ocurrirá el 6 de abril. (Espere mi entrada sobre el tema en una semana).


Antes de despedirme, quiero invitarlo a hacer en su casa, la tarea que haré para mi; extender este análisis para:
  • Una latitud como la de Madrid España, Punta Arenas en Chile y Quito, Ecuador.
  • Para nuestra latitud, pero al amanecer, unos dos días antes de la Luna Nueva (use fechas tres días antes que la de la tabla.)
Le aseguro que va aprender y se va a divertir.

1 comentario:

  1. Excelente explicación. Muchos creen que al ser la Luna el objeto más cercano a nosotros ya no hay nada más que ver o estudiarle, pero no es así, si nos tomamos el tiempo para observar tantos detalles, nos asombraríamos de todo lo que nos puede ofrecer nuestra fiel compañera. No solo la satisfacción intrínsica al observarla sino también por el placer de aprender más.

    ResponderEliminar