viernes, 19 de agosto de 2016

Monografía no es lo mismo que “demostración” de Principios Científicos, o Procesos Tecnológicos

Hoy asistí como juez a una Feria Circuital (Selección Circuital la llaman ahora) en San José, dentro del Programa de Ferias de Ciencia y Tecnología de Costa Rica.
Recibí el formulario para jueces, para la etapa de exposición en la categoría “Demostración de principios (científicos) y procesos (tecnológicos), en la que participan estudiantes de Primaria (I y II Ciclo) y Secundaria (III Ciclo).

La categoría lo define todo, supongo que así se usa en cualquier país del mundo; no importa si es una actividad deportiva, artística, científica o de otra índole.
Acorde con la edad del estudiante, en esta categoría se deben hacer
demostraciones”, o probar de una manera simple, pero convincente alguno de los múltiples Principios Científicos de la física, química, biología, geología, u otras ciencias.
No importa si ya los educadores, o especialistas, los conocemos. No se pide un nuevo descubrimiento, sino la oportunidad para que el estudiante aprenda a demostrar algo (una actividad imprescindible en ciencia y tecnología) y enseñarle al público que visite la feria, su aplicación y funcionamiento.
Las demostaciones de Principios Científicos (a nivel de I, II y III Ciclo), pueden ser muy básicas (no por eso de poca importancia), o complejas, pero eso sí, deben mostrar satisfactoriamente el cumplimiento de una ley de la naturaleza, como:
También pueden optar por la demostración de algún Procedimiento Tecnológico, esto es, aplicarlo para conseguir un producto, como:

En esta categoría, que está definida en la sección 2.3 del Manual (páginas 42-43) http://www.conicit.go.cr/servicios/listadocs/FeriasCyT/Manual-PNFCyT-CR-2015.pdf, los conceptos de “demostración”, “principio científico” y “proceso tecnológico” deben comprenderse claramente por parte de todos los involucrados; estudiantes, madres y padres, maestros, asesores, comités científicos y, desde luego, los encargados del MEP y del MICIT.
No es nada complicado, pues el trabajo puede adaptarse, sin problemas, al nivel de los ciclos escolares.
Aquí aplicamos lo que entendemos que es el significado de “demostrar o probar algo", para que quienes asistan a la feria se convenzan que es cierto, por ejemplo, "que los polos magnéticos de diferente tipo se atraen, y los de igual tipo se rechazan”, o que “a partir de leche y siguiendo el proceso que usan en las lecherías se hace queso” !y mostrarlo!
No es cuestión de presentar algo similar a un reporte periodístico, ni siquiera algo disfrazado de historia de la ciencia.
!Hay que probar haciendo!


No se trata de presentar una monografía.
Porque en una” monografía” se participa con una explicación (no con una demostración, aunque las palabras se parecen) de un tema sobre el cual se ha hecho fundamentalmente una investigación bibliográfica.
En la monografía
se resume, valora y replantea una actividad científica o tecnológica, de acuerdo con el interés y capacidad del estudiante.
Puede ser sobre un tema muy básico y simple, como "basura institucional", "la quema de la caña", o sobre lo último que se está investigando; “ondas gravitacionales”, “disparo de plasma”, "computadoras biológicas", "agujeros de gusano".
En realidad importa poco el tema y el nivel, porque en una monografía no se prueba nada, en realidad -solo se interpreta e informa- y en algunos caso se opina.
Los jueces solo tienen que verificar que se trabajó con honestidad, para hacer la presentación escrita y oral en la feria.
Bueno, le cuento que los tres proyectos que evaué hoy en la Feria Distrital, eran monografías, concursando como “Demostraciones de Principios Científicos”, o “Demostraciones de Procesos Tecnológicos”.
Algo así como si atletas olímpicos que se prepararon en Gimnasia a Manos Libres, fueran presentados por sus entrenadores para participar en Taekwondo.

Supongo que en un mundo de verdad
serían descalificados sin siquiera presentarse a esa instancia.
Lo que me llama la atención es que este aspecto haya pasado la revisión de los involucrados.
Claro se puede hacer, bailádole la bola a los jueces, con unas instrucciones y un formulario de evaluación que casi solo califica los aspectos de presentación. El fondo se deja escondido entre los achivos de la institución.

  • ¿Les estaremos haciendo creer a nuestros estudiantes, que están haciendo la "demostración" de algunos de los principios básicos de la ciencia y la tecnología, aceptándoles como tales trabajos monográficos?
Si es así, no es un futuro muy prometedor para el desarrollo del país
Espero que mi experiencia de hoy solo haya sido un mal sueño y quisiera estar equivocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario