jueves, 29 de diciembre de 2016

Luces nocturnas cruzan el cielo de Centroamérica (entrevista telenoticias)

Observando el video y la foto, que desde luego no tienen foco perfecto, porque lograrlo en muy difícil para objetos pequeños en movimiento y de noche, pero que sí constituyen un excelente documento, me parece que pueden clasificarse como meteoros de tamaño un poco mayor que el promedio, quizás los calificados como bólidos, que pueden ser como del tamaño de pequeñas bolas de vidrio a bolas de pin-pon.
http://www.teletica.com/Noticias/147415-Entrevista-Luces-nocturnas-surcan-cielo-de-Centroamerica-.note.aspx
Con un agrupamiento u origen común, o muy cercano. Esto porque parecen compartir una misma dirección, coloración y velocidad.
Sin embargo, creo que se trata de un evento atípico, particular, tanto en localización como en tiempo.
Tal vez un gran meteoro no muy sólido, un conglomerado (condritos) que fue roto por el tirón gravitacional de la Tierra y el encuentro con la atmósfera, lo cual produjo varios fragmentos.
No de naturaleza metálica, que sobreviven más el paso por la atmósfera. Excepto si se trató de un pequeño conjunto de chatarraespacial, evento al cual no se le puede asignar una probabilidad de ocurrencia igual a cero.

Para que se haya visto desde México hasta Costa Rica, la altitud de esos meteoros (“residuos”) pudo haber sido entre 100 y 200 km sobre la superficie de la Tierra, en la alta atmósfera terrestre, donde normalmente ocurre la actividad meteórica de las lluvias típicas como las Perseidas, Leónidas y Gemínidas, estas últimas de mediados de diciembre.
Hay dos lluvias de meteoros de fin de año, a las que no se les pone mucha atención, porque su actividad es menor:
Las “Úrsidas” con fechas de actividad del 17 al 24 de diciembre 
Las “Coma Berenicidas”, del 24 de diciembre al 3 de enero.
También está una que sí tiene cierta importancia por ser la primera del año, se trata de las “Cuadrántidas”, con máximo conocido la noche del 2 al 3 de enero.
Podría perfectamente suceder un atraso de las dos primeras o un adelanto de la tercera.

La fotografía y el video me recuerda, desde luego a una escala como un millón de veces menor, cuando cayeron al mar desperdicios de naves espaciales, como cuando la estación espacial “Mir” fue desorbitada en forma cuidadosa y controlada, en el Océano Pacífico, el 23 de marzo de 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario