martes, 10 de marzo de 2015

Filtros de color (IYL2015 -Óptica11)

Con las investigaciones que hemos hecho anteriormente, en especial:
Hemos aprendido un poco, sobre algunas características de la luz blanca, como la proveniente del Sol, el espectro visible y sus colores básicos: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, violeta y la manera de cuantificar esto último, en términos de la longitud de onda de la luz, su frecuencia, o energía.
Filtros de color.


Supongo que ha observado algunos objetos translúcidos que producen un filtrado de la luz, es decir, que atenúan su intensidad, o alteran sus colores, dejando pasar preferentemente uno de ellos. Entre ellos están: las nubes (nunca mire el Sol directamente), la atmósfera (amaneceres y atardeceres), el agua y algunos hechos por los humanos como gelatinas, líquidos coloreados de refresco, papel celofán, vidrios y plásticos entintados, etc.

Para observar la Luna con binoculares o telescopio, en su fase llena, resulta a veces muy conveniente usar un filtro amarillo (anaranjado o rojo), porque atenúa su brillo, que podría ser molesto y además realza algunos detalles “selenográficos”. Pruebe también cuando observa nubes y montañas.
Recuerde que para observar el Sol durante los eclipses, o las manchas solares en cualquier día, debe usar un filtro muy especial, no basta con un filtro de color, unos anteojos polarizados, o vidrio ahumado. Requiere un filtro que no permita el paso de la componente ultravioleta de la luz solar, pues ese ámbito de frecuencias es mucho más energético que el visible, y produce daños irreversibles en la retina de sus ojos.

Los filtros de densidad neutra”, los filtros polarizadores y los filtros de color, se usan para obtener algún efecto especial en fotografía, también se usan mucho en teatro.

En teoría, si se tuviese un filtro rojo perfecto, y se interpone en el paso de un rayo luminoso proveniente del Sol, dejaría pasar únicamente ese color y absorbería los otros. En la práctica funciona así en un buen porcentaje, dependiendo de la calidad del filtro.
Si no tiene al alcances filtros de color de calidad, usted siempre puede investigar su funcionamiento, construyendo filtros de color con papel celofán.
Para motivar a sus estudiantes, el docente puede construir un el equipo básico: dos conjuntos separados de filtros de los tres colores básicos (azul, verde, rojo). Además un texto básico y varias preguntas, para compartir con la clase.

Objetivo
: Observar objetos de diferentes colores a través de cada uno de los tres filtros y analizar su efecto (cambio de color e intensidad luminosa). Superponer filtros de diferente color y realizar un análisis similar al anterior.
Materiales
: Filtros de gelatina (para fotografía) o láminas de papel celofán, de color azul, verde y rojo. Dos láminas de cartón corrugado, pegamento, cúter o tijera, objetos de varios colores (plantas, flores, fotos, etc.)
¿Qué hacer
?:

  1. Monte los dos juegos de filtros como en la figura (para facilitar su uso y protegerlos). Trate de no tocar su superficie. 
  2. Consiga objetos de colores (incluyendo blanco y negro) y realice las observaciones.
    Anote los resultados de manera sistemática.

    Escriba un informe.
     
  3. Deje pasar luz (¡ilumine!) un objeto solamente a través de uno de los filtros (cubra los otros).
    ¿Qué sucede?
    Describa la situación y haga un informe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario