miércoles, 19 de diciembre de 2012

¿13.0.0.0.0 (3Kankin 4Ahau) = 21/12/2012?, un asunto de correlación

Un buen número de los calendarios que existen, son conmemorativos, es decir, cuando el pueblo que los va a comenzar a usar, ha alcanzado tal nivel cultural (matemática, ciencia y tecnología) para realizar el diseño. Y algo muy importante, decidir la fecha de inicio, que puede ser el momento actual (poco probable), o una fecha en el pasado, tan atrás como se decida que evento es significativo para tener el honor de ser año 1 (o día 1). 
Sigue luego una excelente contabilidad, para que el usuario tenga la confianza de que no se ha perdido, ganado o extraviado un solo día (excepto cuando se hacen ajustes planeados de los que se deja constancia), para estar seguro que cualquier fecha hacia el pasado o hacia el futuro, tenga la mínima incertidumbre, de preferencia cero días.
En lo que no se piensa normalmente, es en tener una especie de “piedra roseta traductora”, para poder correlacionar nuestro calendario, con el de otros pueblos, que generalmente conmemoran eventos diferentes.

Si no hay datos claros, concluyentes y confiables de que un determinado evento natural, o político ocurrió en una fecha dada en nuestro calendario y en otra (conocida) en el otro calendario, correlacionarlos podría ser quizás una tarea muy difícil, imposible, o con muchas soluciones, como estudios y opiniones resulten.
Las diferentes dinastías egipcias y chinas iniciaron calendarios varias veces, porque lo que se quería era recordar el ascenso al poder de una de ellas y la anterior a veces poco importaba. Este año 2012 (gregoriano) podría ser el 4709 de acuerdo con el Calendario Chino más usado.
En el Calendario Musulmán el primer día se decidió hacerlo coincidir con el inicio de la Hégira, que corresponde al 16 de julio del 622.

El Calendario Hebreo comienza con el génesis, que aconteció, según la tradición judía, el día domingo 7 de octubre del año 3761 a. C. De tal manera que este año 2012 (gregoriano), es el 2012 + 3761 = 5773 hebreo.

El Calendario Romano supuestamente se origina con la fundación de Roma por el año 753 a.C. Este sirvió de base para el Calendario Juliano, que inicia en el año 45 a.C., unos 709 años luego de la fundación de Roma. El Calendario Gregoriano, fue introducido en 1582, con motivo de hacerle una reforma al calendario juliano. Supuestamente el año 0 en este calendario corresponde al nacimiento de Cristo, pero parece que el error en la escogencia de esa fecha (muchos años después del evento), le asocia una incertidumbre no nula, y así posiblemente Jesús nació entre el año 6 y año 4 a.C.

La fecha de inicio del Calendario Maya (cuenta larga) el 30de agosto 3114 a.C (gmt), tirada tan hacia atrás aún de su periodo pre-clásico (1000 a.C. a 320 d.C.) me hace pensar que dicha fecha posiblemente fue escogida, para conmemorar algún evento que este pueblo pudo no haber presenciado.
Ahora bien, ¿cómo conciliar la cuenta larga con el calendario gregoriano, o con el día juliano que es más simple y de allí traducir las fechas al calendario que se quiera?

Bueno, el caso es que no existe una Piedra Roseta tan concluyente como la encontrada en una estela egipcia, pero si hay numerosas estelas y códices maya que permiten resolver el problema.Se relacionan fechas con la ocurrencia de fenómenos astronómicos como eclipses, conjunciones, salidas y puestas heliacales, solsticios y equinoccios, etc., más algunas referencias de sacerdotes católicos de la época de la colonización española, como Diego de Landa.
La correlación más aceptada hasta ahora es la conocida como gmt-(Goodman-Martinez-Thompson, 1950), pero existen unas 25 más, con más de mil años de diferencia entre las fechas extremas propuestas.

En la carta noticiosa de diciembre que envía el IMCCE hay un artículo  titulado “Concordancia entre calendarios mayas y nuestro calendario”, donde presentan un trabajo de correlación esencialmente astronómica, realizado en 1996 y refinado en el 2008, conocida como correlación 622 261, que propone el origen del ciclo del decimotercer baktún, el 29 de agosto del 3009, por lo que su fin sería el 14 de diciembre de 2116.
Es interesante pensar que si esta correlación llegase a imponerse, posiblemente dentro de unos 104 años, nuestros descendientes estarían presenciando el mismo tipo de historiestas que tenemos ahora.

Quizás lo mejor es decir como establece la página de wikipedia que estoy consultando:

“Today, 14:45, Wednesday December 19, 2012 (UTC), in the Long Count is 12.19.19.17.18 (GMT correlation).”

No hay comentarios:

Publicar un comentario